River empató ante Atlético Tucumán y no le alcanzó


River Plate empató este sábado 1 a 1 ante Atlético Tucumán, en un cotejo correspondiente a la fecha 23 y última de la Superliga de Primera División del fútbol argentino.

El encuentro se disputó en el estadio José Fierro, con Patricio Lousteau como árbitro.

El empate dejó al Millonario en el segundo puesto de la Superliga, ya que Boca le ganó 1 a 0 a Gimnasia de La Plata y lo superó, consagrándose campeón.

Podrá quejarse River del arbitraje de Patricio Loustau. Y tendrá razón. Porque el desempeño de la terna arbitral en el Monumental José Fierro fue horripilante. Sobre todo del árbitro principal (que se devoró dos penales para River) y del asistente número dos, Gabriel Chade, que le anuló mal un gol a Rafael Borré.

Pero también River deberá analizar el bosque. Y si llegó colgado del árbol a la definición fue por error propio. Y no por cuestiones ajenas. Porque perdió puntos increíbles durante el torneo, varios de local, donde cayó cuatro veces (con Talleres, Vélez, Central y San Lorenzo). Y los dos que dejó en el Monumental contra Florencio Varela los pagó muy caro. Porque de haber ganado ese partido, con un punto se llevaba la gloria del Jardín de la República. Y no esta enorme decepción que se lleva a cuestas a Núñez.

También en el momento más caliente del partido el equipo no apreció. Se consumió en el segundo tiempo. No tuvo ni fútbol ni alma. Ni la mentalidad de otras definiciones, una marca registrada de este exitoso ciclo del Muñeco