Escandalosos audios en la causa Maradona: «Hay plata para todos»

En las últimas horas salieron a la luz conversaciones inéditas del entorno del Diez que generaron el repudio popular. Del “se fumó un fasito y quedó dormido” al “si se va a lo de Gianinna, lo perdemos”.

La muerte de Diego Armando Maradona no parece haberse quedado en aquel fatídico 25 de noviembre de 2020. Es que cada día afloran nuevos audios y novedades que acomodan, poco a poco, las piezas de cómo fueron los últimos días del ídolo máximo. Este fin de semana, salieron a la luz nuevas conversaciones inéditas que dieron lugar al escándalo.

En el nuevo informe de Infobae aparecen las palabras de varios nombres del círculo íntimo del Diez que hoy están en la mira. Desde el abogado Matías Morla y su cuñado Maxi Pomargo, hasta el médico Leopoldo Luque, el kinesiólogo Nicolás Taffarel y Charly Ibáñez, exasistente del Pelusa.

 

El MIEDO DE «PERDER» A DIEGO Y QUE “SE LO LLEVE” GIANINNA

Pomargo: «Por favor, pará, que no se lo lleven ellas a su casa. Fundamental. Que mínimo sea el miércoles o el viernes para que pueda conseguir la casa. No pasa por eso, pasa que Gianinna no se lo lleve. Te tenés que encargar de eso. Si se va a lo de Gianinna, lo perdemos».

Luque: «Listo».

Pomargo: «Porque de esto depende el trabajo de todos. De mí dependen el trabajo de muchas personas. Tranquilo que si logro zafar de ésta, hay plata para todos».

 

LAS NEGATIVAS A VIDEOLLAMADAS CON AMIGOS DEL 86

El psicólogo Carlos Díaz, alias Charly, es llevado a la casa de Maradona por Morla, quien avisa: “Negro, acá vine con mi amigo el psicólogo Charly, después te va a llamar, dale mucha bola, que ahí lo vio a Diego. Hay que hacerle ajustes en la medicación, darle Dopamina». Tiempo después se dio otra charla:

Díaz: «Estaría bueno si pueden contactarlo a Diego con amigos en este momento. Algunas videollamadas le pueden venir de diez. No sé qué piensan».

Pomargo: «Esto puede ser contraproducente para Matías, amigo. Ya que le ponen su gente y lo pueden bardear. Acá hay mucha gente lastimada que le quería sacar plata y se le cortó».

Díaz: «¿Amigos de Diego? ¿Alguno del 86 podría afectar a Mati?».

Pomargo: «Sí, ejemplo Negro Enrique, Islas. Eso de los amigos si le das libertad es un arma de doble filo».

 

MORLA, CONTRA DALMA, GIANNINA, CLAUDIA Y EL PEDIDO DE UN VIDEO A DIEGO

Morla: «Respecto al quilombo que está pasando, Gianinna está instalando como que vos estás preso, y estás todo el día borracho, como si fueras un títere. Hace eso porque quiere defender a la madre en los juicios. Entonces yo necesitaría, para poner en tu página, un video tuyo en el cual digas que preso no estás, que estás ahí por voluntad propia. Así que bueno, si podés hacete ese videíto, que con eso los matamos a todos. Te quiero Diez, aunque estés preso te quiero… Dicen que te tenemos ahí. Lo que hace esa Claudia, eh… Y Dalma y Gianinna se están portando mal. Y yo estoy explicándole a los sponsors de que estás bien. Del video no hay apuro, cuando estés bien y tengas una linda pilcha porque lo va a ver todo el país. Que estás todo el día borracho ni lo digas. Están diciendo que vos estás mal, cuando vos estás bien. Lo único que tenés que hacer es cortar el escabio hasta las siete de la tarde y a la mañana estar ahí y listo».

Por su parte, Diego grabó el video. «¿Y ahora qué van a decir? ¿Qué van a inventar ahora? Están haciendo todo por plata, y por plata no se compra el corazón de nadie», disparó Maradona en ese corto para las redes sociales que se viralizó en las redes sociales y en los medios.

 

ENTRE LA INTERNACIÓN Y LA CASA REPLETA DE EXCESOS

Luque: «Lo de la internación es relativo. ¿Por qué? Porque lo primero que hay que hacer es cortarle el acceso, boludo, no es internarlo. Esa es mi sugerencia. O sea que el tipo no tenga, boludo abro la heladera del tipo y parece un supermercado chino de la cantidad de alcohol que tiene, ¿me entendés? Eso no tiene que tener. No tiene que tener acceso al faso, boludo. No tiene que tener a este pibe… O no sé quién es el que le hace llegar eso. Eso hay que cortarle. No puede tener acceso a las pastillas, no sé la cantidad de pastillas que tiene, boludo».

Morla: «Y pero boludo, vos me decís así, cortale el alcohol o el faso. Boludo, el faso yo no tengo nada que ver. Mirá que voy a comprar marihuana, boludo. Y el alcohol ahí en la casa no sé quién lo compra, boludo, yo no me dedico a eso, soy abogado. No hago las compras de la casa. Y las pastillas tampoco soy médico. No sé qué decirte. Si el tipo no puede administrarse las pastillas o alguna historia de esa naturaleza me parece que está para una internación, pero yo no puedo estar controlando que vayan a comprar una botella de cerveza o de Coca-Cola. Yo soy abogado boludo, no soy el papá, ¿me entendés? No sé cómo manejar la situación ésta».

 

EL CUMPLEAÑOS DE DIEGO Y SU PRESENCIA EN EL BOSQUE

La charla entre el médico y el kinesiólogo del 30 de octubre arranca con:

Luque: «Decime que aunque sea puede hablar, boludo… ¿Puede hablar o no?».

Taffarel: «¿Sabés cómo se fue? No podía ni caminar, un papelón».

Taffarel: «¿Sabes que la cagada se la manda Matías, Leo? En confianza. Lo fue a despertar a las 9 de la mañana, él con Víctor entraron a la pieza y lo quisieron despertar porque era el cumpleaños y se la re mandaron».

Luque: «Qué boludos que son, cómo le van a alterar el sueño así».

Taffarel: «Una bronca, la cara desencajado, perdido. Para colmo fue Gianinna y otra vez lo vio mal, la mina se largó a llorar, un desastre. Matías vino, lo puso de putas a las 9 de la mañana, ¿por qué lo despertás? (…) Es un pelotudo».

Luque: «¿Y él quería ir? No lo tienen que llevar así, boludo»,

Taffarel: «¿Sabés qué pasa? Matías dijo ‘che, ¿está para llevarlo?’ El chabón no está bien…».

Luque: «Yo lo cancelo y le digo no va, punto. Pero bueno hoy es el cumpleaños, puede ir averiado, puede ir como quiera, es el cumpleaños, que haga lo que se le cante el orto».

Taffarel: «Va a ser un papelón, si te dice dos palabras coherentes, olvidate, es la gloria».

Asimismo, su expareja Verónica Ojeda también opinó sobre esa situación que comenzó a preocupar a más de un futbolero: “Tenía un montón de trajes para ver qué color de traje se iba a poner, un mes antes se quería preparar para ese día, pero lamentablemente el día anterior, la noche anterior, tomó de más». Y aportó: «Víctor Stinfale dijo ‘me tengo que ir, necesito sí o sí una foto con la botella de Speed para una foto para un diario'». Por su parte, Mario Baudry, abogado de Dieguito Fernando, sostuvo: «Diego no quería ir, pero había firmado un contrato con una empresa por 60 mil dólares por seis presentaciones». Luque ansiaba que Diego «repunte» en la cancha. Pero no fue lo que pasó.

Taffarel: «Te va a caer la culpa por más que esté todo firmado, todo, vamos a caer todos en la bolsa y la verdad que no es una buena imagen para el día de mañana».

 

EL ALERTA POR EL ALCOHOL Y EL CÍRCULO ÍNTIMO

Taffarel: «Te cuento, mirá cómo se mama. Dos copas de Luigi Bosca, de las copas que están en la casa. En la primera queda más o menos, en la segunda detonado, dos copas. Y después de cervezas se toma cinco Coronas y ya quebró».

Luque: «Con un entorno malo no lo podés tratar nunca, y si lo internás se va a escapar, como que no tiene solución, no le encuentro solución».

Mariano Israelit, amigo de Maradona: «El alcohol en la casa lo manejaba Charly. Sin pedirla, le apoyaban una Corona en la mesa. Obviamente que si le apoyás una cerveza a alguien que es adicto, tardaba cinco segundos en tomarla. Sin que volviera a pedir, era apoyar otra».

Charly: «Hoy después de la comida se tomó media copita. Después de la cena media copita más. Terminamos de ver la peli, se fue acostar, tomó las pastillas para descansar y se fumó un fasito y quedó dormido. La verdad un señor inglés».

Taffarel: «El problema es que a Charly no lo controla nadie. Le da las pastillas dos veces. Diego le dice dame cuatro pastillas rosas y le da cuatro pastillas. Y éstos son tan pelotudos que en vez de decir ‘che, estoy acá adentro, por qué no lo cuido y me hago uno pesos más’, no, lo maman, le dan pastillajes…».

Luque: «Te cuento una y te morís. Ayer cuando hablé con el Diego, no sé quién estaba más en pedo de los dos, por eso nos agarramos mal, una pelea de borrachos. No le cuentes a nadie. Trasciende esto y salgo en todos los medios».

Luque: «Estoy re bajón boludo, porque me entusiasmé, sentí que lo estaba re ayudando y me bajó de una palmera como un pelotudo. Ya que me psicoanalizás te voy a decir la verdad: me sentí un imbécil, boludo… Tenía ganas de cagarlo a piñas en ese momento igual. Y decirle: ‘¿a quién te comiste, la concha de tu madre’, pedazo de gil, viejo que no te podés ni parar, forro, estás más solo que una araña, ni tus hijas te hablan’. Le quería decir todo eso».

Luque: «Ayer lo agarré y le dije, ‘escuchame, no podés mezclar boludeces, te podes morir’. Mirá que yo no soy policía, pero no soy boludo. Vos sabés de fútbol y yo sé de medicina. Te miro y me doy cuenta cómo estás. Si vos mezclás faso, alcohol y pastillas, te morís».

LA APARICIÓN DE LUQUE EN LOS MEDIOS Y LA BRONCA DE MORLA

El médico rompió el silencio en la TV y Morla le fue con todo: «Crack, amigo. Ahí me llamó Víctor medio caliente. No digas más que tuvo momento de alcohólico porque después pueden decir que firmó borracho o algo así. Lo que te había dicho es decir, ‘por momentos cuando toma dos copas de vino con la medicación le hace mal’. Borrate de los medios, yo te aviso cuando. Y cuando vas a hablar así, avisame porque me quedo dormido y me como el palo del jefe».